sábado, 8 de agosto de 2015

Reseña: JOHN GREEN

I'M BACK!

¬.¬

En fin, bromas a parte, he estado tanto tiempo ausente porque a) estaba de exámenes, b) tenía un bloqueo de lector y c) en verano me vuelvo una vaga sin ganas de mover un dedo a pesar del infinito tiempo libre. ***

A estas alturas no es ningún secreto entre mis conocidos que me encanta John Green. A parte de que escribe muy bien me parece un tipo simpático.
Mi problema con estas cosas es el de siempre: que me entero cuando ya ha estallado el fangirleo de turno por la promoción a bombo y platillo de la película. Es algo que odio profundamente.
A pesar de la película, ya había estado fijándome en las librerías por unos cuantos libros con unas portadas vistosas y bonitas que llamaban la atención, e inmediatamente me di cuenta de que algo se avecinaba.

El primer libro que me leí fue Bajo la misma estrella y mis expectativas eran bajas, nulas.
Me lo leí de un tirón, en una noche y ya no pude volver a dormir (ese día joder, soy como una marmota. A tanto no llego).

4/5






He de decir que iba con ideas preconcebidas. Pensaba que iba a ser una historia cursi con personajes insufribles que se autocompadecían por su cáncer y que se pasaban media novela lloriqueando y preguntándose <<¿Por qué a mí?>>
Pues bien, me llevé una patada en los dientes.
Los personajes principales son Hazel Grace Lancaster y Augustus Waters y ambos han sufrido o sufren algún tipo de cáncer. En toda la novela prima el humor, la compasión y el apoyo mutuo, nada de chorradas. Eso es algo que agradecí mucho, principalmente, y citando a Hazel, <<Porque los libros sobre cáncer son una mierda>>
Después de la espantosa y maravillosa noche que pasé con este libro, quise comprobar como habían adaptado la película. Jodidamente bien. Es igual que el libro así que no la veáis.






Después del éxito de leer Bajo la misma estrella me propuse devorar todos los libros de John Green que encontrase. Continué con El teorema Katherine
4/5


Este también me gustó muchísimo. Nuestro protagonista se llama Colin y es superdotado. Además tiene una malsana obsesión por salir sólo con chicas que se llamen Katherine y por encontrar su momento Eureka. Algo que me llamó la atención de este libro son sus matemáticas. John pidió ayuda a uno de sus amigos en el tema matemático para dar forma a la ecuación sobre las relaciones en la que trabaja Colin. Lo curioso es que después la probé yo misma y, si bien no predice nada, es muy correcta y me entretuve un rato.
Por otra parte me gustó meterme en la mente de un chico que solo quería "importar", dejar su huella en el mundo y no pasar de largo, supongo que es así como nos sentimos todos en algún momento.



5/5


Os voy a contar la adquisición de este libro porque fue graciosa y deprimente a partes iguales. En mi familia no es ningún secreto que me encanta leer y adoro los libros, por eso cuando mi madre desenvolvió este libro (tan de mi estilo ya que había manifestado reiteradas veces que John Green me gustaba mucho) solté un gritito de felicidad y sonreí ante el ingenio de mis tíos al hacerme creer que el libro no iba a ser para mí. La decepción fue que el libro realmente no era para mí y la cara de gilipollas me duró al menos 15 minutos más (la cara de gilipollas digo, la decepción solo fue hasta que empecé a leerlo y me lo agencié a mi estantería)
Más o menos así fue el resto de la comida.


Este es el libro que más me gustó. Trata sobre Miles, un chico que se muda para empezar la universidad, Alaska una chica con unas ideas muy claras sobre la sociedad patriarcal y El Coronel, un chico que es un jefe, simplemente. Hay otros personajes pero no me han parecido tan importantes. Bueno, el profesor de religión. Es un anciano extremadamente sabio y cortante con sus alumnos pero que aporta un puntazo de reflexión en la novela. El tema de la religión es algo que evidentemente importa a muchísimas personas en el mundo- por no decir todas- y que es la causante de muchos conflictos, pero en el libro se nos muestran las tres religiones monoteístas más conflictivas del mundo como iguales. Iguales y justas. Creo que se trata únicamente de comprensión. Más comprensión y menos fanatismo.
Por otra parte me gusta como John Green siempre introduce la figura de la mujer como algo misterioso, fascinante y poderoso. La historia me ha parecido preciosa, incita a la reflexión de varios puntos importantes de la vida.
Hay una cosa que es lo que más me ha llamado la atención y lo que más me ha gustado con diferencia. Y que irá en este bonito SPOILER << El final del libro no es el final. Me explico. Estamos acostumbrados a que la muerte de uno de los personajes principales-Alaska en este caso- que es la razón de la historia, haga finalizar la misma. Pero no, no se detiene. Es más este "final" se produce en mitad del libro y luego narra el "después". Es bastante intuitivo porque los capítulos son del estilo <<100 días antes>> y luego <<23 días después>> Y así. Me ha parecido una magnífica metáfora sobre eso de que la vida sigue y no se detiene por nadie.>>


4/5






Por último tenemos a la misteriosa e inigualable Margo Roth Spiegelman y al simpático Quentin "Q" Jacobsen. Ella es el misterio y él, bueno, él no. Me ha gustado este libro por el aporte del término "ciudades de papel" que son lugares que en realidad no existen y que usan los cartógrafos para pillar a los desalmados que intentan robar su trabajo (melodramáticamente hablando). A pesar de que yo también he intentado buscar lugares que no existen, es imposible, a no ser que sepas todo el mapa del mundo hasta la más mínima mota de polvo. De momento sólo sé de Agloe.

I'm a genius. No.













Me ha gustado la manera de encontrarse de Margo, perdiéndose. A pesar de que a veces me ha resultado algo cargante, me ha parecido una chica algo atormentada y ansiosa simplemente por largarse. Era su única intención, largarse.
Por otra parte también me ha gustado como ha aparecido y ocupado una generosa parte del libro "Hojas de hierba" de Walt Whitman. Me he animado,lo he comprado y puedo decir que tiene una pinta estupenda.


Por último.
Si habéis leído más de una novela suya os habréis dado cuenta de el fallo, que es importante aunque a mí me la sople. Es que casi todos sus protagonistas son iguales. No físicamente, ni en que sus historias ni aspiraciones sean iguales. En su tono al hablar y en su estructura psicológica. Se parecen muchísimo y esto puede parecer un patrón repetitivo y al que vuelve una y otra vez porque no sabe otra cosa.
Conste que a mí me encanta que lo haga, me encantan sus novelas y me cae bien él como escritor.
Dicho está.
Lo que más me gustan de las novelas de Green son los pequeños detalles de los personajes, de las situaciones e incluso de la historia en sí que los hacen únicos a su manera e interesantes. Llaman la atención.
Por ejemplo:

Bajo la misma estrella: El libro "Un dolor imperial", el tabaco de Agustus y lo particular que es su final.

El teorema Katherine: "Importar", El momento Eureka y las palabras que significan momentos, situaciones, experiencias, sentimientos,etc como"sillage" o "Schandenfreude" Y, por supuesto, el tema de las Katherines y la ecuación.

Buscando a Alaska: El laberinto, el "gran quizás", las últimas palabras, las margaritas, la religión

Ciudades de papel: Las ciudades de papel, Agloe, las pistas, el viaje de x horas.

Y probablemente muchas cosas más que estoy olvidando, porque tengo esa sensación de dejarse algo cuando ya estas con la maleta en el coche y en la carretera.

Como conclusión podéis sacar que John Green es uno de mis autores favoritos y que sólo me queda un libro por leer (Will Grayson, Will Grayson) para empezar a aborrecerle por no ponerse a escribir más.

*** Sí, se trataba de un guiño a este recurso que usa John en todos sus libros, si no me equivoco. Me parece un toque personal con el que es fácilmente reconocible.